La mala fama del Marketing y cómo deshacerse de ella.

Blog

“No es de verdad, es puro marketing” 

Durante años, los profesionales del marketing hemos escuchado estas frases con cierta indignación, nos sentimos incomprendidos y hasta ofendidos, pareciera que nos dedicamos a crear necesidades absurdas y a envolver los productos y servicios en un halo de engaños y promesas falsas para obligar al consumidor a comprarlos. Vamos, que solo nos faltan los cuernos y el tridente de demonios.

 

Pero ¿de dónde viene esta mala fama y qué podemos hacer los profesionales del marketing para contrarrestarla?

 

Me atrevería a afirmar que hay un profundo desconocimiento en ciertos sectores del alcance y los objetivos del marketing. Algo estaremos haciendo mal si no somos capaces de contar al mundo en qué consiste nuestra profesión y el valor que puede aportar a las organizaciones.

 

Además, hay una tremenda confusión entre el marketing y disciplinas como el branding, la comunicación o la publicidad, usando a menudo estos términos como sinónimos.

 

Si a eso le sumamos los grandes escándalos publicitarios de la historia, como puede ser el caso de  aquella campaña de Coca- Cola que afirmaba que las 150 calorías de  una lata de refresco se “quemaba” riendo a carcajadas por 75 segundos o el caso de la campaña de Volkswagen que publicitaba vehículos diesel amigables con el medio ambiente, y poco después se descubría que se trataba de vehículos trucados para hacerlos parecer menos contaminantes, se puede comprender de dónde viene la mala fama del marketing.

 

Entonces ¿cuál es nuestro rol como profesionales del marketing para contrarrestar esta mala fama? 

 

Entretener, enseñar, educar

Vamos a dejar de quejarnos y tomemos un rol activo en este asunto. 

 

Nosotros los marketers sabemos que el marketing tiene como misión entender en profundidad los deseos y necesidades de los clientes para generar soluciones de valor a esas necesidades, sabemos que trabajamos para orientar todas las decisiones de la empresa hacia el consumidor y cliente. ¿y ahora?

 

Ahora nos toca explicarlo a quien no lo sabe. No se trata de soltar sermones infumables e incomprensibles, hagámoslo de manera didáctica y entretenida, a través de artículos en blogs, de charlas, en nuestras RRSS, en podcasts, en clases en instituciones educativas, en eventos empresariales, en cualquier charla informal, al fin y al cabo, este es el trabajo que realizamos en nuestro trabajo diariamente: generar contenido de valor para nuestras audiencias.

 

Eduquemos a nuestras audiencias ofreciendo información sobre las dimensiones y ventajas del marketing, sobre sus metodologías, sobre las técnicas más tradicionales y sobre las más revolucionarias.

 

No nos limitemos a explicar conceptos como el marketing de contenidos, el inbound marketing, el marketing relacional o el geomarketing, más bien ayudemos a ENTENDER el impacto positivo que puede tener cada uno de ellos en una empresa o una estrategia de negocio.

 

Somos responsables directos de la fama del marketing y tenemos las herramientas para cambiarla.

 

Trabajemos por un propósito

¿El trabajo que haces en tu área de especialización del marketing ayuda a mejorar de algún modo la vida de las personas?

¿Estás convencido de que la generación de ingresos es solo una consecuencia de trabajar  desde la perspectiva de “lo que es bueno para el cliente, es bueno para la empresa”?

¿Crees que los clientes toman sus decisiones basados no solo en lo que una marca dice, si no también en lo que hace y en los valores que representa?

 

Si no estás seguro de tu respuesta, o si piensas que esto queda muy bonito en el papel, pero la realidad es otra, te dejo algunos datos de la encuesta Strategy, de Accenture para convencerte hacerte pensar:

 

El 66% de los consumidores se decantan por marcas que hacen lo que predican y cumplen con sus promesas.

---

El 52% de los consumidores eligen empresas que destacan por algo más grande que solo los productos y servicios que vende, como un propósito que se alinee con sus valores personales.

---

El 62 por ciento de los clientes quieren que las empresas adopten posturas sobre temas actuales y relevantes como el cambio climático el empoderamiento femenino, la transparencia, entre muchos otros.

 

Si queremos que el marketing ocupe el lugar que se merece en la mente de las personas, debemos conectar con ellas y demostrar que trabajamos por algo más grande que generar una venta o aumentar la base de clientes.

 

Seamos responsables

Según el informe Edelman Trust Barometer de 2021, el 75% de consumidores no se relacionarían a aquellas marcas en las que no confían.

 

Y digo yo ¿no pasa lo mismo con las personas? ya no basta con ser percibido como una marca o profesional de confianza, el desafío es serlo de verdad y tratar a tus clientes como te gustaría ser tratado a ti, con un marketing empapado de sinceridad y transparencia.

 

Creo y confío en que llegará el momento en el que los profesionales del marketing conseguiremos transformar totalmente la forma en la que las empresas y marcas se relacionan con sus consumidores, poniendo foco en una gestión responsable y ética.

 

¿Suena a utopía? Siendo sinceros, a corto plazo, las prácticas de marketing poco ético a menudo son tan efectivas como las de marketing ético, el problema viene con el paso del tiempo: las empresas que buscan desarrollar relaciones a largo plazo con los clientes estarán destinadas al fracaso si no actúan con responsabilidad.

 

“Las empresas se encuentran cada vez más en el punto de mira mientras luchan por obtener una ventaja competitiva en el contexto de los tiempos modernos”.

Strategy report 2020, Accenture

 

A nadie le gusta sentirse engañado o manipulado por las marcas que les gustan y hoy en día la información fluye tan rápido que lo más probable es que en poco tiempo, a los estafadores “se les vea el plumero”.

 

Como profesionales y empresas dedicadas al  marketing tenemos en nuestras manos herramientas, metodologías y tecnologías muy poderosas, hagamos buen uso de ellas.

 

El primer paso para deshacernos de la mala fama del marketing es predicar con el ejemplo y convertirnos en impulsores de un marketing al servicio de las personas, honesto y responsable y ¿por qué no? Hacer marketing del marketing.

 

¿Quieres mantenerte al día de las últimas novedades del sector?

Suscríbete a nuestro blog

 

 

Arrow

¿Quieres comenzar a innovar?

Descarga ahora nuestro dossier de Dxperience

DESCARGAR DOSSIER
brochure